El mito de Tiamat: ¿Diosa primigenia o planeta faltante? (2)

tiamat sexy mmm.jpg

“Lucha a muerte entre Marduk y el dragón. El Enûma Elish”

Tiamat se aprestaba a librar combate contra el héroe enviado por los dioses, y para ello reunió a unas huestes terroríficas…

¿Una legión de demonios? Sí, una tropa de monstruos espantosos. Aunque algunas fuentes afirman que no se conocían sus nombres, la relación de esas criaturas muy bien pudiera ser la siguiente: Las serpientes con cuernos Musmahhu, Usumgallu y Basmu; la serpiente-dragón Mušḫuššu; Lakhamu, el superhombre peludo; Ugallu, el huracán con cabeza de león; Uridimmu, el león rabioso o perro rabioso; Girtablullu, el hombre-escorpión; Umu-Debrutu, las tormentas terroríficas; Kulullu, el hombre pez o tritón, y Kusarikku, el hombre toro o centauro.

Ugallu

(La criatura conocida como Ugallu, con cabeza de león)

Girtablullu

(Girtablullu, el hombre escorpión)

Kusarikku

(Kusarikku, con cuerpo de toro)

Y al frente de todos ellos Kingu. Era una camada de serpientes y monstruos que tenían sus cuerpos llenos de veneno en lugar de sangre, causando terror en todo aquel que los contemplaba. Once clases distintas de monstruos se crearon, que representaban los 11 poderes oscuros de Tiamat.

Tiamat 6Tiamat 9(Tiamat, la bella y la bestia)

Hagamos un inciso aquí, porque toda esta cuestión es muy interesante. Y mirémoslo también desde el punto de vista no sólo mitológico sino también etimológico. Diversos estudios asocian la figura de Tiamat con los monstruos marinos y serpientes que aparecen en muchas culturas. Así tendríamos conexiones con Leviathan, Yamm, Lotan o Tannin de los mitos y las leyendas hebreas.

Leviathan

(El monstruo marino Leviathan es representado de mil formas en internet)

También con el vocablo griego “thalassa” que significa mar, y con la palabra semítica “tehom”, que significa abismo, o la acadia “tamtu ti’amtum” (mar). Y algunas fuentes relacionan esos 11 monstruos o entidades a los Qlipoth, Qlipha o Qlipothicos de la Kabbalah, el dominio del mal o el lado oscuro del Árbol de la Vida cabalístico. Además, si tomamos esas serpientes o víboras, hemos de referirnos entonces al culto a la serpiente en la antigua Sumeria y en Mesopotamia. En esa relación encontramos a criaturas como Bašmu, Mušuššu o Ušumgallu, lo cual nos recuerda las argumentaciones o las investigaciones de algunos autores.

Y son muchos los estudiosos que sostienen y ven una clara relación entre esos 11 monstruos de Tiamat con los 12 signos del zodiaco, también seres mitológicos y a veces mitad humanos mitad animales. Algunas de las criaturas serían coincidentes, así que vemos un más que posible origen. Después, al ser derrotada por Marduk, fue éste quien al ordenar los cielos y los astros estructuró el Zodiaco definitivamente…

tiamat zodiac.jpg

Pero entre ese terrorífico ejército de Tiamat encontramos “a una criatura llamada Lakhamu” (Lahamu según otras fuentes). Según la traducción del poema de Federico Lara Peinado, nada tiene que ver este monstruo con las serpientes Lahmu y Lahamu, que eran hijos de Apsu y Tiamat. Ambos seres podrían ser gigantes, conocidos como los barbudos o los fangosos (“the muddy”), quizá aludiendo a ese lodo primordial, y representados como serpientes. Según afirman otras fuentes, no pelearon contra Ea y Marduk, sino que se convirtieron en sus aliados. El dios Anshar les convocó y mandó traer para ayudar a Marduk cuando Tiamat quiso vengar a Apsu, hasta el punto que fueron vistos como protectores de los templos o guardianes de los cerrojos. Muchas veces se les cita indistintamente y se les confunde por la semejanza de sus nombres.

Y tenemos a Mušhuššu, que ya fue nombrado antes. ¿Cúando? Es el dragón que aparece a los pies de Marduk en un grabado anterior. Es un ser mitológico, y no está de más precisar que tenía el cuerpo recubierto de escamas, las patas delanteras de león y las traseras con garras de águila, el cuello largo, cola, cabeza con cuernos, una lengua como de serpiente y una cresta…

Tiamat 2El dragón Mušhuššu aparece en la maravillosa puerta de Ishtar…

Ishtar gate

Pero volvamos a la épica batalla entre Marduk y Tiamat. La diosa, enfurecida, pone a su consorte Kingu al frente de sus huestes, y clava en éste las tablillas del destino (las “Me”), ya que su poseedor ostentaba el poder supremo. Ante este despliegue de fuerzas los dioses están atemorizados y Anshar, desesperado, ordena a Ea que combata con la diosa Tiamat. Éste obedece pero es derrotado y finalmente Anshar y Ea envían a Marduk, pues le consideran más preparado que Anu. Pero éste exige a cambio de su participación que se le transforme en el dios supremo. Aquí tenemos la clave y la justificación que explica cómo Marduk pasa a encabezar el panteón babilónico. La situación de terror entre los dioses es tal que Anshar accede, no sin antes someter a Marduk a una prueba que éste supera sin demasiadas dificultades.

Marduk with bow and arrows

Marduk prepara sus armas para la batalla: Un arco y una flecha, una maza en la mano derecha, en su cuerpo una llama ardiente, y una red construida por él para atrapar a Tiamat. Además ordena a siete vientos que lo acompañen y creen desorden en su enemigo (ya que son desagradables como la tempestad y el tornado). Otras fuentes señalan otra atribución de Marduk para el combate: El dios levanta su arma más poderosa, que es la lluvia, las inundaciones (el Diluvio). Marduk monta en su carro y seguido de sus ejércitos se encamina al combate.

Ea (también llamado Nudimmud) mata a Apsu

(Ea, o Nudimmud -aquí a la derecha junto a Utu- había matado previamente a Apsu, provocando los deseos de venganza de Tiamat)

Marduk se guía por el sonido producido por la rabia de Tiamat para localizarla. Tiamat intenta deshacerse del héroe con encantamientos y maldiciones, presa de la cólera, pero Marduk es demasiado listo para ella. La reta a una lucha individual, cuerpo a cuerpo, y la diosa acepta. Marduk la acaba atrapando en su red con la ayuda de los cuatro vientos (norte, sur, este y oeste). Le lanza el viento maligno, el viento tumefacto, Imhullu, que la golpea en la cara y le hace abrir la boca, penetrando en su cuerpo.

tiamat arrows.jpg

Marduk le lanza una flecha y le perfora el estómago y las entrañas, matándola. A continuación se sienta a horcajadas sobre su cadáver y despedaza su cuerpo, cortándolo “en dos partes, como un pescado para secar”. Con la mitad superior hace la bóveda celeste y de su mitad inferior la tierra firme, mientras que sus lágrimas se convierten en las nacientes del Tigris y el Éufrates.

Marduk-Tiamat

Tiamat 3

(Marduk combatiendo a la serpiente que representa a la Antigua Diosa Madre, denigrada y personificada como un ser monstruoso. Cilindro mesopotámico (siglos IX-VIII a.C.) que muestra la batalla entre Marduk y la gran serpiente-dragón Tiamat, también llamado Bel)

El rey de los dioses babilónicos, Marduk o Nibiru, aplasta el cráneo de su oponente y secciona sus arterias. La sangre de Tiamat se expande hasta los confines del mundo. Con las diversas partes de su cuerpo crea varias partes del mundo, y por supuesto derrota y desbanda a las huestes seguidoras de la diosa. Los rodea en círculo, les pulveriza las armas y los arroja a una red, pisándolos, después de encadenar a los once monstruos. Le arrebata las tablillas del destino a Kingu, el usurpador y recupera el control y el poder. Funda el templo de Esharra y divide a los dioses entre los del cielo y los de los infiernos y crea junto con ellos su morada.

esharra.jpg

(El templo de Esharra podría haber tenido forma de zigurat)

Éste es el origen de la ciudad de Babilonia, su residencia terrenal. Y finalmente, con la misión de realizar el trabajo que le resulta más pesado a los dioses Marduk crea al hombre, amasándolo a partir de la sangre de Kingu.

La historia de un dios héroe que vence a un dragón…La web pladelafont.blogspot.com.es, en un interesante artículo, pone de relieve los paralelismos de ese mito en todas las culturas del planeta:

“También en los mitos del Rig Veda indio el dios Indra derrota a los grandes dragones serpientes Danu y Vritra, su hijo, y libera a las aguas aprisionadas, para que la tierra vuelva a ser fértil tras la terrible sequía del verano. Asimismo vemos esta batalla en el mito de San Jorge y el dragón, y en el relato egipcio de Ra venciendo a la serpiente Apofis, Garshasp vs. Azhi Dahaka (Persia), Teshub/Tarhunt vs. Illuyanka (Mitología hitita), Perún vs. Veles (Mitología eslava), Dobrynya Nikitich vs. Gorynych (Mitología eslava)…

Beowulf vs Dragon.jpg

(Entre todas las leyendas de tantas culturas, tenemos la de Beowulf contra el dragón. Como muchos sabrán, el mito ha sido llevado al cine también…)

…Thor vs. Jörmungandr (Escandinavia), Sigfried vs. Fafnir (Escandinavia), Beowulf vs. el Dragón (Escandinavia), Cronos vs. Ophion (Grecia), Zeus vs. Tifón (Grecia), Apolo vs. Pitón (Grecia), Heracles vs. las dos serpientes de Hera, la Hidra de Lerna y Ladón (Grecia), Perseo vs. Medusa y el monstruo marino Ceto (Grecia), Marduk vs. Tiamat (Sumeria y Babilonia), Ra vs. Apep/Apophis (Egipto), Hadad vs. Lotan (Mitología ugarítica), YHVH vs. Leviatán (Judaísmo), Miguel vs. Satán/Dragón (Judaísmo y cristianismo)”.Ra Apofis

(El gato Ra mata a Apofis)

Por supuesto, y llegados a este punto, hemos de mencionar el Enûma Elish, pues aún no lo habíamos hecho. Es en este poema babilónico de la creación que aparece el origen de los tiempos, con esa confluencia de aguas dulces y saladas, la posterior batalla entre Tiamat y Marduk y la creación de la humanidad para servir a los dioses. Son siete tablillas de arcilla descubiertas por Henry Layard en 1848 en la biblioteca de Asurbanipal, último rey de Asiria, en Nínive (Mosul, Irak). Se estima que datan del siglo VII antes de Cristo, aunque la historia relatada probablemente se remonte al XVIII a. C.

Enûma Elish significa “Cuando en lo alto”, pues son las primeras palabras con las que empieza el poema:

“Cuando, en las alturas, el Cielo no había recibido nombre,
y abajo, el suelo firme no había sido llamado;
nada, salvo el primordial Apsu, su Engendrador,
Mummu y Tiamat -la que les dio a luz a todos;
sus aguas se entremezclaron.
 
Ninguna caña se había formado aún, ni tierra pantanosa había aparecido.
Ninguno de los dioses había sido traído al ser aún,
nadie llevaba un nombre, sus destinos eran inciertos;
fue entonces cuando se formaron los dioses en medio de ellos”.

biblioteca de Asurbanipal(La antigua biblioteca de Asurbanipal)

Y así de esta manera el dios y héroe Marduk derrotó y aniquiló al maléfico dragón e instauró el orden sobre el caos primigenio…

marduk vs tiamat.jpg

Anuncios
Categorías: mitos sumerios | Etiquetas: , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: